La actriz combina la elegancia de las damas inglesas con el atractivo de las grandes estrellas.