Un reto: intendad encontrar otros actores que, a los 61 años, tengan tan buen aspecto como Samuel L. Jackson.