Con sólo 14 años, la Princesa Iman de Jordania, hija de la reina Rania de Jordania, es una guapísima heredera del estilo de su madre. Fue presentada en sociedad en la boda de Victoria de Suecia, y seguro que dentro de unos años se convierte en una de las princesas más admiradas del mundo.