El príncipe Philippos de Grecia y Dinamarca (Getty Images)

Larger image

Si tu principal razón para casarte con un príncipe es el hecho de que un día te convertirás en reina, puede que nuestro próximo candidato no te interese mucho. El prínicipe Philippos nació en 1986 y es el hijo del rey Constantino II de Grecia y la reina Ana María. Pero, a pesar de su título, nunca se convertirá en rey puesto que la monarquía fue abolida en Grecia y su padre, entonces Rey, apartado en 1973. Sin embargo, si te gusta la vida tranquila, esto es lo mejor que te puede ofrecer Philippos porque, al parecer, está más que feliz de mantenerse en la sombra. La página web oficial de la Familia Real de Grecia dice que recientemente el Príncipe rechazó una invitación para participar en un programa de la televisión británica. Tal vez deberían telefonear a Fergie...