Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones (Paul Smith/PA)

Larger image

Catherine Zeta-Jones y Michael Douglas tenían 31 y 56 años, respectivamente, cuando se casaron, en noviembre de 2000. La famosa pareja firmó un contrato pre-nupcial que incluía una multa de cinco millones de dólares si el reformado sex-adicto (Douglas) volvía a recaer.
Además, Catherine Zeta-Jones recibiría, en caso de divorcio, 3,2 millones de dólares por cada año de matrimonio, una cifra que luego se rebajó a 1,6 millones anuales. Así que, si echamos cuentas, la actriz se llevaría más de 16 millones de dólares si decidiera dejar a su marido ahora.