La cantante Rihanna siempre va a la última y parece tener una piel de escándalo pero, como cualquier mujer, no se libra de la antiestética celulitis. De hecho, ha declarado muchas veces que la única parte de su cuerpo que le disgusta son sus piernas. Además, se comenta que la de Barbados vive obsesionada con su look y necesita que su estilista esté disponible en todo momento por si a alguien se le ocurre imitar sus modelitos.