Menos mal que en algún momento de su deterioro dejaron estampa de lo que era Michael Jackson, lástima que luego fuera desmejorándose y enrareciéndose porque musicalmente, no hay otro igual. Siempre Jacko.