Celine Dion, esa gran voz, también tiene su muñeca de cera. Y la verdad, ha salido muy pero que muy bien parada, esa melena, esa mirada. Y es que la vida de conciertos en Las Vegas le sentaron muy bien, sobre todo, por la posibilidad de pasar más tiempo con la familia