Cuando llegaron al otro lado del charco a estos british les incluyeron en el Museo de NY. Como se puede apreciar, ella sale bastante mejor proporcionada que en la realidad, de él, como siempre, sublime.