Según CNN, la actriz-cantante-estrella mediática ha estado trabajando muy duro en 'destrozar la imagen pulcra de Hannah Montana', viendo además cómo su 'vestuario se volvía cada vez más escaso'.