Todo lo que luce la Duquesa de Cambridge lo convierte en oro

Todo lo que luce la Duquesa de Cambridge lo convierte en oro

La Duquesa de Cambridge lo revaloriza todo. No importa ni cómo, ni cuándo, ni dónde, pero lo que se pone la esposa del príncipe Guillermo acaba convirtiéndose más temprano que tarde en oro. Fue el caso del vestido azul que lució en su primera comparecencia ante los medios de comunicación tras hacerse público su compromiso oficial con el futuro Heredero; fue el caso del mini vestido lencero que la estudiante Kate Middleton lució en pasarela en un desfile benéfico de la Universidad de St. Andrews cuando el príncipe Guillermo se quedó prendado por su belleza; fue el caso de su anillo de compromiso que perteneciera a la princesa Diana... y de tantas otras prendas. Tampoco han podido escapar a su inevitable aúreo destino dos fabulosos sombreros que en su día ayudaron a hacer de ella un icono de moda y un referente de las tendencias reales. Los tocados, como tocados por la reina Midas del estilo, se han vendido en subasta a un comprador anónimo por más de tres veces su valor estimado.Ambos, alquilados por la entonces novia del príncipe Guillermo, estaban a la venta el mes pasado en la casa de subastas Kerry Taylor Auctions con un precio inicial de 1.250 y 1.900 euros. Hasta que un Katemaniaco hizo su oferta y las piezas se adjudicaron por 4.000 y 4.700 euros. El primer sombrero del lote era una creación de Philip Somerville que la Duquesa de Cambridge lució con gran efecto cuando su entonces novio se unió a la Orden de la Jarretera en Windsor en junio de 2008. El segundo era la espectacular pamela de color negro que Kate lució para asistir a la boda de un íntimo amigo del príncipe Guillermo, Harry Meade, en octubre de 2010 poco antes de que se anunciara su propio compromiso. De hecho, la evidente cercanía de la feliz pareja levantó sospechas de que algo se estaba tramando.
Aunque todos en aquel entonces supusieron que la Duquesa había comprado aquellos sombreros, en realidad los alquiló en la casa Get Ahead Hats que se encuentra cerca de la residencia familiar de los Middleton en Berkshire por alrededor de los 125 euros. 'Kate llegó con su madre, Carole, y su hermana, Pippa. Sabía perfectamente lo que quería y tenía un sentido muy agudo de la estética. Vino en varias ocasiones y fue un auténtico placer atenderla', declaró una fuente al rotativo inglés Daily Mail. Es la fórmula aúrea de la Duquesa de Cambridge.

Más información sobre esta noticia en hola.com