No entiendo por qué no contesta a mis mensajes

Hola Mila, quisiera consultarte algo que me tiene bastante desconcertada.

Desde hace diez meses aproximadamente, he estado hablando y conociendo a un chico que al que conocí a través de Internet. Ambos tenemos 22 años. En todos estos meses hemos hablado mucho y quedado en vernos, pero como vive fuera de Madrid por estudios, aún no ha sido posible.

En nuestras conversaciones hablábamos de conocernos más y mejor para ver si podríamos mantener una relación de pareja, y hablábamos todos los días, por teléfono, Messenger, etc. También hablábamos de nuestros sentimientos. Me dijo que tenía miedo de enamorarse de mí, porque lo había pasado mal en sus relaciones anteriores. Yo le comenté que yo también lo pasé mal, pero si no lo intentábamos nunca podríamos saber si funcionaría o no. Le dije que yo estaba más asustada que él, porque él es una persona que tiende a mostrar desinterés o a pasar de todo porque, según dice, es la forma que tiene de no comerse la cabeza. Y eso a mí me choca bastante, porque me da la sensación de que no le importo nada, aunque luego él me dice que no es así. Mi gran miedo es ese comportamiento suyo.

Hace una semana fue la última vez que hablé con él. Le llamé y las cosas estaban aparentemente bien. Pero el problema llegó después, ya que desde ese día ya no volvimos a hablar. Le envié un mensaje y lo leyó; un par de días después vi una llamada perdida suya y le llamé una hora más tarde, pero no me contestaba. Insistí, y nada. Él vio muchas llamadas mías pero no me las devolvió, ni me respondió a los mensajes.

Quisiera que me indicaras qué puedo hacer, porque si se supone que le importo, ¿por qué se comporta ahora de esa manera? ¿Por qué, de repente, no me llama ni me dice nada? ¿Crees que ya no le importo aunque hayamos intercambiado confesiones muy íntimas y me haya confiado cosas bastantes importantes? ¿Qué hago?

Porque decidí enviarle un último mensaje hace un par de días, pero tampoco me contestó. Desde entonces, decidí eliminarle de mis contactos y de cualquier red social, porque no me interesa tener que pasar por todo esto. Es bastante desconcertante, porque no sé qué ha pasado. Y sé que lee los mensajes, porque tengo un sistema en el móvil que me indica cuándo la persona recibe y lee el mensaje.

Ya no sé qué hacer, paso de llamarle y de perseguirle más. Sólo quiero que me diga si le importo o no, si quiere seguir con esto o no, y que, si ya no quiere conocerme, pues que me lo diga y se acabó, en vez de estar sintiéndome como una idiota. Te agradecería mucho que me ayudases. ¡Gracias de antemano! A.

Hola A. Vamos a hacerlo al revés. ¿Por qué sigues pensando tú que a lo mejor le importas a alguien que no contesta a tus llamadas, ni a tus mensajes, y que pasa de todo, hasta de enamorarse de ti?

Sí, ya sé, te gusta, por lo menos un poco. Lo suficiente como para que te duela que te rechace. Pero te estás martirizando de varias maneras.

La primera, preguntándote por qué ya no te contesta. No lo hace. Punto. El por qué es cosa de él, no es cosa tuya: quieres saber más de lo que te corresponde. Permítele la libertad de actuar de la manera que le dicte su corazón, sin tener que darte explicaciones (segunda manera en la que te estás martirizando). No tiene por qué decirte nada si no quiere. En la mayoría de los casos, no hacen falta palabras para entender lo que la otra persona nos está diciendo. Claro que no quiere seguir contigo, y claro que no le importas. Al menos por ahora.

También tengo que felicitarte porque has hecho magníficamente bien dejando de llamarle y de perseguirle, y borrándole de tus redes sociales.

Ahora solamente te queda dejar de sentirte como una idiota. Deja de pensar en él y felicítate por haber hecho lo correcto. Es verdad que sienta muy mal que nos rechacen, pero si lo miras desde la perspectiva de que no tienes ni idea de qué es lo que tiene en su cabeza y en su corazón, y que su actitud tiene más que ver con él que contigo, probablemente te sientas mejor.

Lo estás haciendo muy bien, y espero que en el futuro estas situaciones te provoquen más una sonrisa que el desasosiego que tienes ahora.