.
Actualizado: 18/07/2012 | Por Crecerfeliz.es, .

Ayuda a tu hijo a dejar el pañal

Respetar su ritmo, tener paciencia y ofrecerle un refuerzo positivo. Son las tres claves para ayudar a tu hijo a lograr ese gran avance que supone el control de esfínteres


Ayuda a tu hijo a dejar el pañal

Llevas cambiados unos 3.000 pañales (a razón de 5 diarios) desde que nació tu bebé y ya tienes ganas de que empiece a utilizar el orinal. No te precipites; hasta la fecha no se conoce el caso de ningún niño que vaya a la Universidad en pañales. Y no eres tú, sino él, quien ha de estar preparado para dar ese paso.

Así, en principio, los 2 años de edad son un buen momento para el control de esfínteres, es decir, el control voluntario de la micción y defecación. Pero "este proceso depende de la madurez neurológica del niño y se consigue con un aprendizaje", explica la doctora Josefina Llagostera, pediatra del Hospital de Nens de Barcelona.

Por eso de nada vale pretender adelantar el momento de la retirada del pañal, ya que se trata de un proceso natural, ligado a sus necesidades fisiológicas.

Eso sí, no lo adelantes sólo porque a ti te conviene pero tampoco lo alargues pasado su tercer aniversario. Lo normal es que entre los 2 y 3 años consiga el control de su pis diurno y sus deposiciones. El nocturno se le puede escapar hasta los 3 años e incluso más. De hecho, cerca del 20% de los niños siguen mojando la cama al llegar a los 4 años.

Si a los 5 sigue sin controlarlo, tal vez exista algún trastorno. Coméntalo con su pediatra para que lo valore.

¿ESTÁ PREPARADO?

La capacidad cognitiva de tu hijo es fundamental para iniciar el proceso. Su noción del tiempo (entiende conceptos como ahora o después) y la comprensión de palabras como pipí, caca u orinal son de gran ayuda en este aprendizaje. Además, es capaz de avisarte si se siente incómodo porque le pica o se le irrita el culito.

Los niños van dando señales de que están listos para empezar. Normalmente pasan por tres etapas.

- En laprimera, avisan diciendo pis o caca cuando ya han mojado el pañal; es un síntoma de que son conscientes de que algo pasa en su cuerpo.

- En una segunda fase lo comunican cuando están haciéndolo: se quedan quietos y pronuncian las "palabras mágicas".

- En una tercera etapa ya llegan al orinal con el pañal seco, porque avisan de que están a punto de hacer pis o caca. "Los niños van conociendo su cuerpo poco a poco. Notan que les pasa algo; esa es la señal principal", dice la pediatra.

Si observas estas señales en tu hijo, significará que está listo para empezar a usar el orinal. Y si tienes la suerte de que sea en verano, mejor que mejor, porque partiendo de la premisa en la que insiste la doctora Llagostera ("lo importante es que el niño esté preparado, no la comodidad de los padres"), es cierto que con el buen tiempo la retirada del pañal resulta bastante más cómoda.

(Continua)

En Twitter

No hay tweets disponibles
0Comentario
ArribaAbajo