. (© Crecerfeliz.es)
Actualizado: 25/10/2012 | Por Crecerfeliz.es, .

Cómo cuidar el suelo pélvico en el embarazo, parto y postparto

Si vas a ser madre o ya lo has sido, debes evitar que tu suelo pélvico se resienta. Cuidar esta zona que soporta el útero, la vejiga y el intestino en el embarazo, parto y postparto te ayudará a evitar molestias futuras.


Cómo cuidar el suelo pélvico en el embarazo, parto y postparto

El suelo pélvico incluye el grupo de músculos que van desde el final de la columna vertebral hasta el hueso púbico y que sustentan la vejiga, la matriz y el recto.

Durante el embarazo esta zona sufre una importante distensión debido al aumento de peso y a la disminución del tono muscular provocada por los cambios hormonales.

Mantenerlo fuerte ayuda de forma eficaz a la estabilidad de la columna vertebral, a la estática visceral y mejora la postura de todo el cuerpo. Y previene la aparición de incontinencia urinaria (escapes involuntarios de orina).

Con el asesoramiento de Stéephanie Kauffmann, experta en suelo pélvico del Centro Rapbarcelona, te proponemos varios métodos para lograrlo.

EJERCICIOS DE KEGEL PARA FORTALECER EL SUELO PÉLVICO

Están destinados a fortalecer los músculos de la zona pélvica y a mejorar la función del esfínter uretral y rectal. Lo primero es detectar los músculos a contraer. Para ello has de tener la vejiga vacía y después imaginar que estás haciendo pis y que cortas el chorro a voluntad. Ésa es la musculatura a tonificar.

"Lo importante es que la mujer la tense sin alterar la respiración. Al hacer la contracción hay que poder cantar o hablar sin dificultad", explica Stéephanie Kauffmann, experta en suelo pélvico. No hay que contraer, en cambio, los músculos del abdomen, las caderas o las nalgas.

"La primera vez es bueno que se toque con el dedo índice la zona que hay entre la vagina y el ano. Si se contrae y puede respirar con normalidad todo va bien", ilustra Stéephanie.

Haz 10 contracciones por la mañana, 10 a mediodía y otras 10 por la noche. La duración es variable. "Hay mujeres que pueden mantener la contracción 10 segundos; otras, menos tiempo. Lo importante es no llegar a la fatiga muscular", advierte la experta.

Por su sencillez y eficacia, este ejercicio se puede realizar en cualquier momento del embarazo o del postparto, aunque conviene tener cierta precaución durante las 12 primeras semanas si el embarazo es de riesgo.

(Continua)

En Twitter

No hay tweets disponibles
0Comentario
MSN en Windows 8
ArribaAbajo