Juegos de siempre

JUEGOS DE SIEMPRE

Un juego al que todos habéis jugado es el de Las cuatro esquinitas. Los jugadores sólo pueden ser cinco y se debe jugar en un cuadrado muy grande, de manera que haya cuatro esquinas, cada una ocupada por un participante. El quinto jugador se queda en medio, se gira hacia otro y le dice: "¿Qué hay en la casa para alquilar?"y éste contesta "A otro lugar que ésta está ocupá". Los demás participantes se apresurarán a cambiarse de una esquina a otra. El que está en medio tiene que ir corriendo para quedarse con una de las esquinas y que otro ocupe su lugar en el medio.

El último juego que os proponemos es el de la Muralla China. Se necesita un terreno muy grande que se divide por la mitad. El que se la liga no puede moverse para adelante y para atrás, sólo para los lados. El resto se irán acercando hacia donde él está e intentar pasar hacia el otro lado sin que les alcancen. Cuando pillan a uno, éste se agarra al otro del brazo y juntos tienen que pillar a los otros. Así hasta que se vaya completando la muralla y estén todos los participantes cogidos del brazo.