.
Actualizado: 13/06/2012 | Por Crecer Feliz, .

Revolución hormonal en el embarazo

¿Tienes náuseas y mareos? ¿Tu pelo está más brillante y sedoso?¿Pasas de la risa al llanto sin motivo aparente? La 'culpa' es de tus hormonas, que están revolucionadas.


Revolución hormonal en el embarazo

Las hormonas lo controlan todo. Estas sustancias químicas son como mensajeros que viajan por la sangre y comunican a otras células qué han de hacer en cada momento. E, igual que garantizan el funcionamiento de los ciclos menstruales, también lo hacen con el embarazo, el parto y la lactancia.

Desde el mismo instante en que te quedas embarazada empiezan a actuar. Así, harán crecer tu útero, se encargarán de que tu organismo acumule grasas, incremente su metabolismo y produzca leche e incluso protegerán al bebé. Sin ellas la gestación no sería posible. Pero también son las responsables de que ahora estés más sensible y del vaivén de tus emociones, que pueden hacerte vivir el embarazo como si fueses montada en una montaña rusa.

Las cuatro hormonas 'culpables'

Las hormonas directamente responsables de la gestación, producidas por la placenta, son la gonadotropina coriónica humana (hCG), el lactógeno placentario, la progesterona y los estrógenos. ?Cada una tiene una función muy concreta e importante, y para que el embarazo se desarrolle bien deben funcionar las cuatro correctamente?, explica la doctora Mónica López, ginecóloga del Hospital Universitari Joan XXIII de Tarragona.

Gonadotropina coriónica humana. La segregan las membranas placentarias y es la primera en actuar, incluso antes de que sepas que estás en estado. De hecho, es la sustancia que detectan los tests de embarazo. Se puede detectar a los 8 días de la fecundación e interviene hasta la semana 12, con un pico máximo en la semana 10 de embarazo. Su función es mantener el embarazo, impidiendo que rechaces al embrión. Para hacerlo actúa sobre los ovarios, suprimiendo la menstruación y produciendo progesterona. La gonadotropina es la causante de las típicas náuseas y mareos del primer trimestre.

Lactógeno placentario. Segregado por la placenta, el lactógeno empieza a actuar en la semana 6 de embarazo y sigue presente hasta el final. Estimula el crecimiento fetal, ayudando en la alimentación del bebé, y prepara las glándulas maternas que producen la leche.

Progesterona. Primero emitida por el cuerpo lúteo y luego por la placenta, la progesterona es la encargada de preparar el útero para la gestación. En concreto, lo que hace es engrosar el endometrio para que pueda implantarse el embrión. También colabora en estimular las glándulas mamarias que producirán leche y en controlar la respuesta inmune de la madre ante el feto.

Estrógenos. Son las hormonas responsables de las características sexuales femeninas, así que tu cuerpo siempre las produce. En el embarazo tienen una gran importancia: están presentes durante todo el proceso para estimular el crecimiento del útero y las mamas. Las secretan los ovarios y la placenta.

(Continúa)

(Continua)

En Twitter

No hay tweets disponibles
0Comentario
ArribaAbajo