La actriz Susan Sarandon y su hijo Jack Henry Robbins acudieron así de elegantes a la fiesta de los Golden Globes. Los dos visten igual: traje de chaqueta negro y detalles con brillo.