A la actriz Meg Ryan y a su hijo Jack les encanta vestir igual. El pequeño ha copiado el estilo de su madre y hasta levan la misma cazadora de piel negra. Además su corte de pelo es casi idéntico.