Sam, el hijo de la actriz Sally Field, ha heredado el estilo cómodo y casual de su madre. Y aunque no suelen aparecer juntos ante las cámaras, esta vez posan incluso en la misma postura.