Paris Hilton también adora el estilo de su madre, Kathy Hilton, y suele fijarse en ella a la hora de elegir vestuario para las ocasiones importantes. Ambas son igual de atrevidas y les encanta vestir con colores muy vivos.