Gabrielle Bonheur o Coco Chanel revolucionó el mundo de la moda y, con él, el pensamiento femenino. De origen humilde e ideas liberales y feministas, la francesa supo codearse con gente poderosa, lo que le permitió convertirse en la diseñadora más influyente del siglo XX.