Foco de atención

Relajación, armonía, orden, tranquilidad... Todo eso debe transmitir una vivienda decorada según los principios del estilo Zen. Este tipo de decoración oriental pone sus esfuerzos en crear ambientes antiestrés que mejoren el estado de ánimo de los habitantes de una casa. Para tener un hogar Zen no es necesario gastar demasiado, basta con saber disponer correctamente los más sencillos elementos decorativos. ¡Aprende a sacarle partido!