Tan simple como dos palets de madera en los que se embalan y se cargan productos. Se utilizará uno entero para construir la base de la mesa, y el otro se cortará para que sean las patas. Se atornilla todo y se barniza. Dará un toque muy rústico.