¿Quién de nosotras no ha sentido esta sensación? Es más, ¿a quién de nosotras no le han arruinado una noche unos zapatos? Aquí os dejo la solución en formato pequeño para que los llevéis incluso en los bolsos más pequeños.

Blog: Post-Party