La importancia del sexo en la relación

Hola, Tengo un problema en el que espero que me puedas ayudar. Llevo cinco años de relación, vivimos juntos y tenemos un piso comprado a medias, pero mi problema es que quiero mucho a mi novio, pero cuando tenemos relaciones sexuales no lo paso bien con él y me siento mal, no tengo ganas y no siento nada. Pienso que lo mejor sería separarnos, pero no quiero que él sufra ya que él me quiere mucho, por lo que no sé qué hacer. El sexo en una relación es muy importante y yo ya no sé qué hacer. Hace poco he conocido a otro chico que me gusta (aunque aún no sé si yo a él le gusto), pero lo que siento es que me gustaría estar sola. Lo único que sé es que no deseo a mi novio. ¿Es posible que quiera a mi novio como a un amigo? La verdad es que no quiero que nunca le pase nada malo, ya que es muy buena persona y no quiero hacerle ningún mal. Es perfecto, pero? Saludos, M.

Hola M: La verdad es que casi te has respondido (y muy bien) tu sola. Es cierto que las relaciones sexuales son muy importantes cuando se está en pareja pues, si éstas fallan, te encuentras ante un gran "amigo", como tu muy bien has apuntado. Que él te quiera mucho no es suficiente para formar pareja. Además, a la larga tu insatisfacción te hará, o bien buscar relaciones fuera, o acabará por amargarte la existencia, y cualquiera de las dos opciones le harán muchísimo más daño (bien por el engaño, bien por tu frustración) de lo que puedas hacerlo ahora con la ruptura, y además tú no te perdonarás el no haber tomado la decisión en este momento, que es cuando todavía, que sois novios, lo puedes hacer sin mayores consecuencias. Pero ya ves, el cuerpo te está pidiendo lo que tu novio no te puede dar. No hay nada que reprocharle, ni hay que buscar culpables.

Háblale con todo el cariño, pero dile que necesitas tiempo para ti y, sobre todo, no le hagas albergar esperanzas de que esto se vaya a retomar en algún momento y se quede esperándote. Si le quieres de verdad, déjale libre para que pueda encontrar una mujer que sea plenamente compatible con él y con la que pueda ser feliz. Aunque ahora sufra, en un futuro probablemente te lo agradecerá.