Nada fácil

Lo más importante es que te muestres segura de ti misma, que explotes al máximo tanto tus recursos externos como internos y que lleves la iniciativa en todo el proceso de conquista. Eso sí, guarda lo mejor de ti para más adelante, insinúa más que mostrar y el sexo déjalo para después.