La playa es un lugar romántico y perfecto para una noche de amor con tu pareja. Busca un lugar apartado a la luz de la luna y atrévete a hacerlo directamente sobre la arena, ¡te encantará!