Desde que se conocieron en el rodaje de "Señor y Señora Smith", Brad Pitt y Angelina Jolie no se han separado ni un segundo, lo que les ha valido el apodo de "Brangelina". La única persona a la que no se le cae la baba con esta pareja debe ser a Jennifer Aniston, la exmujer de Brad Pitt, que se quedó compuesta y… sin marido.