MSN

Hola Mila. Quería hacerte una consulta. Me doy cuenta de que estoy siempre muy detrás de mi novio, porque le quiero mucho y quiero estar con él. Y por eso creo que él se comporta en plan indiferente, no me presta mucha atención, nos vemos cuando a él le apetece, etc. Creo que está bastante creído porque estoy muy enamorada de él, se siente muy seguro y pasa un poco de mí. Y no me gusta nada esta sensación. Así que mi pregunta es: ¿Qué puedo hacer para que las cosas se den un poco la vuelta y sea él quien esté detrás de mí? ¡Muchas gracias!

Querer mucho a una persona y estar muy enamorada no significa estar detrás del otro todo el tiempo, y haciendo todo según su gusto, porque entonces la pareja deja de estar formada por dos personas, y pasa a ser una, más otra imperceptible.
Va a llegar un momento en que a tu novio le dé igual estar contigo que solo, porque casi no habrá diferencia. Para que vaya detrás de ti, tienes que ser tú; que estar contigo a él le aporte algo que le apetezca; que cuando esté contigo sienta que sois dos.
¿Os veis cuando a él le apetece? Decide cuándo te apetece a ti, lo que te apetece, y díselo. Si él no es capaz de amoldarse a ti, igual que tú a él, entonces no es una pareja con la que sea divertido disfrutar del baile. Y si quieres que esto dure, no te olvides de cambiar la música de vez en cuando. Si él está a gusto contigo, lo aceptará encantado.

MSN

Hola Mila.Quería pedirte consejo. Tengo 37 años. Y me han gustado muchas mujeres en mi vida, he salido con bastantes. Pero siempre me pasa igual. En cuanto noto que ellas están bastante pilladas, que quieren que nos veamos más, que seamos pareja, no sé, pierdo interés. Algo me echa para atrás y acabo dejándolo (o me dejan ellas porque ven que no quiero lo mismo que ellas). Y la verdad es que sufro por ellas, por haberles hecho daño, porque algunas lo han pasado muy mal. Pero a mí la verdad es que no me afecta mucho. Ahora he empezado a ver a una chica, y me gusta mucho, pero siento que me va a pasar lo mismo otra vez. Y la verdad es que no quiero hacerle daño. Me gustaría intentar algo más serio con ella, pero por otro lado, no me apetece nada perder mi libertad, cambiar mis costumbres. ¿Puedes aconsejarme? ¿Tengo un problema o es sólo que no he encontrado a la mujer adecuada? Muchas gracias.

Pueden estar ocurriendo varias cosas. Por un lado, como bien apuntas, que todavía no te haya llegado la mujer adecuada. Por otro, es posible que tengas un concepto de pareja en el que la intimidad signifique pérdida de libertad, de autonomía, etc. Cuando, en realidad, debería ser lo contrario. Quizá las cosas que a ti te guste hacer sólo sean incompatibles con un formato de pareja más consolidada y por eso no quieres llegar hasta ese punto. En fin, las razones pueden ser múltiples y, si quieres trabajarlas, te recomendaría algo más personalizado.
Ahora, con lo que tienes, lo mejor es que, en los momentos románticos y de pasión, no prometas ni digas nada que haga a la otra persona ilusionarse con algo más profundo. Si eres claro desde el principio, no eres tú quien les hace daño, aunque sí puedan sentirse dolidas porque sus expectativas no llegan a buen puerto, pero eso es algo que dependerá ya de ellas, no de ti.
No todas las personas sirven para estar en pareja. Lo más honesto sería que te buscases una persona a la que le importases lo mismo que te importe ella a ti. Aunque eso sea menos halagador, al menos evitas el sufrimiento que nos has comentado que tanto te preocupa. ¿La solución? No elijas a mujeres que sí quieran forman pareja. Creo que, a la larga, te sentirás mucho mejor.