MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Asociaciones contra la drogadicción tendrán que rechazar parte de la demanda asistencial de drogodependientes por la reducción de recursos debido a los recortes económicos, según el representante de la Plataforma de ONG sobre Drogas y Adicciones (PODA), Luis Manuel Flórez García, quien ha comparecido este martes en para informar sobre la atención integral a personas drogodependientes en la Cámara Baja.

"Es previsible que las entidades que representamos se vean obligadas a comenzar a rechazar demandas ante la imposibilidad de poder atenderles", ha afirmado durante su comparecencia en la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas.

Las entidades asociativas del sector han visto como la crisis ha provocado recortes en los recursos disponibles que ya han producido "graves" dificultades a estas organizaciones, hasta el punto de que "una parte sustancia de las entidades del sector y un tercio de los dispositivo están cerrados o en proceso de liquidación".

Durante su intervención ha hecho hincapié en los riesgos a los que se enfrentan con los recortes la red asistencial especializada, que se verá ampliamente mermada tras la reducción de un 28 por ciento del presupuesto del Plan Nacional de Drogas.

A su juicio, esta situación provocará un "riesgo" para las personas que deseen dejar de ser drogodependientes, además "puede retrotraer a España a la primera mitad de los año 80", cuando la carencia de recursos especializados propició que "los adictos se asentarán en las calles y plazas provocando inseguridad y una penosa imagen de España".

Para Flórez García los "escasos" dispositivos públicos no pueden cubrir sus actividades, ni el incremento permanente de la demanda. Asimismo, recuerda que los profesionales del SNS no suelen tener la formación, ni la experiencia idónea para ocuparse de una población tan compleja.

"Se ha dado por supuesto que las personas atendidas pueden ser derivadas con facilidad a los sistemas públicos sanitarios o de salud mental, pero eso no es cierto porque esos servicios generales carecen de capacidad para hacerse cargo de una demanda tan particular, y más teniendo en cuenta que estos dispositivo ya están desbordados por la demanda habitual", ha añadido.

En consecuencia, teme que esta situación limite el desarrollo de estas personas social y laboralmente, al tiempo que entiende que se excluye a los familiares del proceso terapéutico. Por este motivo, ha recordado su papel dentro del Plan Nacional de Drogas y ha apostado por seguir trabajando de manera "conjunta".

PODA está integrada, entre otras organizaciones, por Proyecto Hombre, la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD) y Cruz Roja.

CAMBIO DE "PERCEPCIÓN DE LOS RIESGOS"

Durante su intervención ha destacado que es necesario un cambio en la "percepción" que tiene la sociedad de los problemas de las adiciones, ya que cada vez se observa en las encuestas una menor preocupación; asimismo ha señalado la necesidad de un cambio en la terapias a drogodependientes, evitando confundir las adiciones con una enfermedad crónica.

Respecto a la percepción de la sociedad, Flórez García, lamenta que "desde hace ya tiempo este disminuyendo la inquietud que los problemas de drogas tienen los españoles", mientras que la edad de inicio en el consumo de algunas sustancias como el alcohol se reduce pese a que los jóvenes afirman conocer los riesgos que suponen el consumo de ciertas sustancias.

"Es preocupante la relativización de la percepción del riesgo que entraña el consumo de sustancias", ha explicado, al tiempo que ha advertido que "sigue siendo necesaria la presencia activa y responsable de las sociedad civil en la definición y respuesta de los problemas colectivos". Asimismo, ha lamentado que, en estos momentos, la sociedad española se mueva ante este problema entre la "indiferencia, confusión y ambivalencia".

Por tanto, a su juicio, "es preciso revisar los instrumento de análisis y los mecanismos de respuesta", es decir "es necesario replantearse críticamente y desde el análisis global del fenómeno, definir elementos problemáticos y estrategia anticipatorias o correctoras".

Por otra parte, ha destacado el nivel asistencia que en España se da a estas personas, un sistema asistencial que, reconoce, "ha costado mucho esfuerzo, tiempo y dinero ponerlo en pie". Así apuesta por un abordaje integral, tal y como es está haciendo hasta ahora en España, y se muestra contrario a definir las adicciones como enfermedad crónica, ya que "supondría la quiebra del actual modelo integrados y plural" y un "error" para el futuro de los pacientes.

"En el enfoque de la intervención asistencial no debe preponderar solo el criterio médico o sanitario, frente a los criterios de otras disciplinas que consideramos de gran peso en la posibilidades de cambio de estas personas", ha añadido.

LOS GRUPOS APOYAN A PODA

Tras su intervención todos los grupos han apoyado el trabajo que actualmente esta desarrollando PODA, asimismo la mayoría de los diputados se han mostrado preocupados por el abuso y consumo de sustancias adictivas. No obstante, a la hora de afrontar el problema los ángulos de mira del problema han sido diversos.

Desde el PSOE, el diputado asturiano Antonio Ramón María Trevín Lombán se ha mostrado preocupado por la "minuvaloración" del riesgo de ciertas sustancias por parte de los jóvenes, por tanto entiende que igual será necesario reforzar los sistemas de prevención, y, especialmente, ante el aumento del consumo de alcohol entre los más jóvenes.

Asimismo, se ha mostrado extremadamente preocupado ante la posibilidad de que estas asociaciones dejen de atender la demanda de los drogodependientes.

Desde el Grupo Popular, el diputado Joaquín Villanova Rueda, ha trasladado su apuesta por una atención multidisciplinar de los drogodependientes, asimismo ha señalado que es "fundamental" un enfoque en el que del mismo modo se tenga en cuenta el tratamiento y su reinserción laboral.

Asimismo, entiende que son necesarios más recursos para estos pacientes y para estrategias de prevención, ya que "es la curación". Así, apuesta por el papel de los médicos de Atención Primaria y de la familia, sin desmerecer a estas organizaciones asociativas.

Por parte del Grupo Mixto Isidro Manuel Martínez Oblanca, se han destacado los recortes del Plan Nacional de Drogas que entiende puede afectar sobre todo en los programas de formación y sensibilidad; desde UyD, Toni Canto, ha mostrado su interés por el incremento de las adicciones en los próximos años y la posibilidad de buscar nuevas vías de financiación; mientras que desde Entesa Pel Progrés de Catalunya, apuesta por las propuestas que desde PODA se puedan realizar contra esta problemática social.