Canarias.- El Hospital de Gran Canaria Dr.Negrín trata a domicilio a 70 pacientes con insuficiencia renal crónica

Canarias.- El Hospital de Gran Canaria Dr.Negrín trata a domicilio a 70 pacientes con insuficiencia renal crónica

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 27 (EUROPA PRESS)

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín trata, al mes, a un total de 70 pacientes con insuficiencia renal crónica a través de un programa de diálisis a domicilio.

La diálisis peritoneal ambulatoria es una modalidad de tratamiento a domicilio para pacientes diagnosticados de insuficiencia renal crónica, de la que el centro hospitalario "es referente autonómico tras su puesta en práctica en 1981", según informó el Gobierno canario en nota de prensa.

Con esta diálisis peritoneal se elimina de la sangre sustancias como la urea y la creatinina, el exceso de algunos iones como el potasio y el exceso de líquido cuando los riñones son incapaces de hacerlo.

De esta forma, cualquier paciente, si no tiene contraindicaciones para la técnica, puede ser candidato a recibir este tipo de tratamiento.

Además, esta técnica dialítica domiciliaria es "escogida por los pacientes como primera técnica", ya que con esta modalidad de diálisis el paciente sólo o con apoyo de su familia, tras un período de entrenamiento en el centro hospitalario, es el responsable de llevar a cabo el tratamiento dialítico en su domicilio.

Los especialistas consideran que la diálisis peritoneal domiciliaria "es la mejor opción" de tratamiento para iniciar diálisis porque los pacientes "mantienen mejor la función residual de sus riñones"; precisan, por lo general, un consumo menor de medicamentos y tienen "mayor supervivencia".

Asimismo, indican que a largo plazo la supervivencia en pacientes en hemodiálisis y diálisis peritoneal domiciliaria "es comparable y esto hace que se trate de una técnica muy adecuada" para pacientes con vida laboral activa.

Otra de las ventajas se encuentra en que permite al paciente una "mayor independencia, intimidad, autonomía y calidad de vida".

Los pacientes que optan por esta modalidad de tratamiento sustitutivo realizan visitas de revisión rutinarias a las unidades de diálisis de los hospitales, con la ventaja de no tener que acudir al centro a diario. Las personas con dificultades para realizar esta modalidad de tratamiento en el domicilio cuentan con un programa de asistencia domiciliaria controlada por personal sanitario del propio servicio de Nefrología.