BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

El conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha augurado este lunes "dificultades y complicaciones" en la aplicación del nuevo sistema de copago farmacéutico que según el decreto del Gobierno central deberá empezar a aplicarse en toda España el 1 de julio.

Antes de inaugurar la jornada 'Sanidad privada en Catalunya: Aportando valor' del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Idis), el conseller ha vaticinado que "a priori, habrá dificultades", teniendo en cuenta las registradas en Catalunya para instaurar la tasa del euro por receta a partir del 23 de junio.

"Ya es muy complicado técnicamente el euro por receta, cuando hay pocas variables", ha constatado el conseller.

Su departamento está pendiente de recibir a fecha de 15 de junio las bases de datos del aumento general del copago farmacéutico en función de la renta, aunque ha señalado que quedan por resolver cuestiones básicas relativas a cómo sabrá cada individuo a qué rango pertenece, y a quién deberá acudir para quejarse.

"No me gustaría enterarme cuando voy a la farmacia, y si no estoy de acuerdo quién deberá resolverme el problema", se ha preguntado el conseller.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (Inss) será el encargado de determinar el nivel de copago que cada ciudadano deberá realizar a la hora de costear las recetas emitidas en la sanidad pública, que actualmente sufraga el 60% del precio, recayendo en el individuo el 40% restante, con excepción de los pensionistas para quienes los fármacos son gratuitos.

También se ha mostrado disconforme respecto al desfase de los datos que utilizará el Inss para establecer el nivel de renta, al utilizar datos de 2010.

Ruiz ha confiado en contar el día 15 de junio con toda la información para valorar si se podrá poner en marcha esta medida el 1 de julio.