MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, y las comunidades han acordado dejar de financiar un total de 425 fármacos para síntomas menores a partir del próximo mes de agosto, por lo que desde ese momento los ciudadanos deberán abonar de forma íntegra el importe de estas medicinas.

Así lo han acordado durante la última reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) celebrada esta tarde en el ministerio, en la que han decidido que esta medida, con la que se actualiza el listado de medicamentos financiados por primera vez en 10 años, incluya excepciones para enfermos crónicos y "en aquellos casos en que lo decidan los médicos", según ha asegurado Mato. El ahorro estimado de su aplicación será de unos 458 millones de euros.

Después de las diferentes cifras barajadas a lo largo de las más de cuatro horas de reunión, finalmente serán 425 medicamentos relativos a un total de 19 grupos terapéuticos los que dejarán de ser financiados por las comunidades. No obstante, el listado se irá revisando periódicamente como han pedido las comunidades.

La decisión, según Mato, no se debe a que se trate de medicamentos para síntomas menores ni de un coste más bajo "sino a que ofrecen un menor efecto terapéutico", lo que permitirá también "poder apostar por fármacos más innovadores" para enfermedades "más graves e invalidantes".

Los grupos son los tratamientos del exceso de secreción gástrica (compuestos de aluminio); estreñimiento (laxantes y antagonistas de opiáceos); antidiarreicos (preparados con carbón y antipropulsivos); tratamientos para la migraña leve (alcaloides del Ergot); deterioro cognitivo asociado a la edad (vasodiladores periféricos); hemorroides (corticoides); varices (bioflavonoides); dermatitis del pañal (cremas con bajas dosis de miconazol); y psoriasis (extracto de calaguala).

Asimismo, el llamado 'medicamentazo' también afectará a los fármacos para virosis tópicas o superficiales (idoxuridina, tromantadina, aciclovir, etc.); tratamientos tópicos de inflamaciones de origen traumático (antiflamatorios no esteroideos tópicos); ansiedad leve (extracto de passiflora y crateabus, oxitriptan); vías respiratorias superiores y tos (mucolíticos y alcaloides de opio); sequedad ocular (lágrimas artificiales); inflamación reumática leve (diacereina); dislipenias leves (triglicéricos omega 3); y congrestión nasal asociada a gripe y resfriado (simpaticomiméticos).

Mato ha reconocido que el listado de medicamentos no había sido presentado a las comunidades, como así han criticado País Vasco o Cataluña, entre otros, pero si los grupos terapéuticos. No obstante, desde su departamento han reconocido que aquellos grupos en los que al menos tres autonomías han coincidido son los que se han adquirido al listado final.

Además, la titular del ramo ha asegurado que van a velar por que esta medida no conlleve subidas excesivas de precios en aquellos medicamentos que se sacan de la financiación.

EL NUEVO COPAGO, A PUNTO

La reunión también ha servido para cerrar los últimos flecos del nuevo copago farmacéutico que entrará en vigor este próximo 1 de julio. En este sentido, Mato ha recordado a las comunidades que "están obligadas a cumplir con la legalidad" y ha avanzado que esperarán a ver publicada la normativa impulsada por el Gobierno vasco para eludir el nuevo copago para decidir si toman alguna acción legal al respecto.

Asimismo, les ha pedido a los consejeros que "agilicen" el reembolso a los pensionistas que superen los topes fijados por el nuevo copago (8 o 18 euros mensuales en función de su renta), para que este se produzca trimestral o semestralmente y en la cuenta en la que se le ingresa la pensión.

El usuario, según ha asegurado Mato, "no tendrá que hacer ningún trámite" y sólo en el caso de comprar algún fármaco en una comunidad autónoma distinta a la que resida deberá "presentar las recetas y los tickets de pago para solicitar el reintegro".

De igual modo, la ministra ha avanzado que en caso de duda a la hora de asignar el nivel de copago "se aplicará el criterio más favorable para el usuario".

COPAGO DE ORTOPROTÉSICOS Y DIETOTERÁPICOS

Asimismo, en la reunión se ha avanzado en la definición de los nuevos copagos que los ciudadanos tendrán que hacer frente en próximos meses, relativos a los productos ortoprotésicos y dietoterápicos, que pertenecen a la nueva cartera suplementaria de servicios del SNS.

Sobre los dietoterápicos, Mato ha recordado que los precios máximos ya estaban fijados aunque había "gran disparidad de precios entre comunidades", y "sólo había que establecer un factor de facturación para fijar precios reales".

De este modo, estarán exentos de aportación los productos destinados a procesos de larga duración sin alternativa médica nutricional, tendrán aportación reducida los productos de nutrición enteral y aportación normal los productos para tratamientos alérgicos.

La adopción de un factor común supondrá un ahorro al sistema del 13% del gasto en esta materia, lo que se traduce en 45,2 millones de euros, ha resaltado Mato.

Con respecto a los ortoprotésicos han aprobado un proyecto de real decreto por el que el ciudadano accederá al mismo producto con el mismo importe máximo de financiación con independencia de donde viva.

Además, en la reunión se ha suscrito un acuerdo para la selección de suministradores de las vacunas incluidas en el calendario infantil, con la que se ahorrarán 20 millones de euros; se ha dado luz verde al proyecto de real decreto que regula la condición de asegurado y beneficiario y se acuerda la creación de dos nuevas especialidades médicas, Genética y Psiquiatría Infanto-Juvenil, y cuatro áreas de capacitación específica (Enfermedades Infecciosas, Hepatología, Neonatología y Urgencias y Emergencias).

Con estas medidas, ha concluido Mato, concluye la primera fase de la reforma sanitaria impulsada por su departamento "a fin de garantizar una sanidad universal, pública y gratuita sin necesidad de optar por el copago asistencial", ha reiterado.