LONDRES, 1 (Reuters/EP)

La ingesta de chocolate negro cada día durante 10 años podría reducir las posibilidades de un ataque al corazón y las apoplejías en algunos pacientes de alto riesgo, según sugiere un estudio realizado por un grupo de investigación de la Universidad Monash de Melbourne (Australia).

La investigación, publicada este viernes en el 'British Medical Journal', usó un modelo matemático para estudiar el impacto en la salud del consumo diario de chocolate negro en 2.013 personas con un cuadro de síndrome metabólico, que les colocaba en alto riesgo de sufrir problemas cardiacos.

Todos los participantes tenían tensión arterial alta y síndrome metabólico, pero no historial de enfermedad cardiaca o diabetes y, además, no tomaban medicación para bajar la tensión.

Así, descubrieron que el paciente que ingería porciones de chocolate a diario podría evitar que se produjeran 70 potenciales ataques al corazón no mortales y 15 fatales o apoplejías por cada 10.000 personas. Además, han valorado el coste económico de un posible tratamiento basado en la ingesta de chocolate negro, así se estima que la "estrategias de prevención" podrían costar a un individuo unos 31 euros al año.

Sin embargo, los investigadores subrayaron que los efectos protectores sólo se habían visto en el chocolate negro que contiene al menos un 60 ó 70 por ciento de cacao, lo que probablemente se debe a los niveles más elevados de flavonoides. Por este motivo, se descartan estos beneficios en el chocolate con leche ni para el blanco.

El doctor del Centro Hospitalario de Brooklyn en Estados Unidos, Kenneth Ong, quien no ha participado en este estudio, afirma que, "en este momento estos hallazgos son más hipotéticos que demostrados, y los resultados necesitan datos de la vida real para confirmarlo".

Así, aunque entiende que estos resultados "alegrarán a las personas aquejadas de síndrome metabólico", sospecha que "consumir chocolate negro a diario durante 10 años puede tener consecuencias adversas", ya que "la ingesta calórica y de azúcar pueden tener impacto negativo en estos pacientes, que para empezar tienen sobrepeso y son intolerantes a la glucosa".