El Dr. Julio Puig del Instituto Quirúrgico Barcelona aconseja un tamaño armónico con la estructura corporal y muy natural

Máxima expresión de la feminidad, el pecho es la parte del cuerpo que más se asocia a la sensualidad y la que mayor seguridad y confianza aporta a la mujer. De ahí que en los últimos años muchas mujeres se interesen por la cirugía estética y se decidan a pasar por el quirófano. De hecho, actualmente la operación de mamas es la intervención más solicitada.

Una de las principales preocupaciones de las mujeres que toman la decisión de operarse es saber qué aspecto tendrá su pecho después de la intervención. El tamaño o la forma son algunas de las cuestiones más habituales en la consultas de cirugía estética, pero ¿cómo es el pecho perfecto?

Para el doctor Julio Puig, responsable de la Unidad de Medicina y Cirugía Estética del Instituto Quirúrgico Barcelona (IQB), Clínica del Pilar Sant Jordi, el pecho ideal es aquel que "tiene concordancia con el resto del cuerpo. Lo importante es la armonía, que sea lo más natural posible". El doctor Puig recomienda "medidas no exageradas pero tampoco excesivamente cortas". "Ambas mamas deben ser lo más simétricas posibles, el pecho debe estar más lleno en el polo inferior que en el superior y los pezones deben mirar al frente", añade.

Según el doctor Puig, el resultado del aumento de mamas "es altamente satisfactorio ya que la técnica que utilizamos busca siempre la máxima naturalidad del pecho. Esta característica es muy valorada entre las mujeres que se someten a la intervención ya que, además de una nueva talla, buscan ligereza en el acabado". El doctor asegura que la técnica más idónea para una cirugía mamaria se elige en base a cada paciente y afirma que es fundamental facilitar información "clara, concisa y realista de los objetivos y las limitaciones para poder tomar la decisión acertada".

Aunque existen otras intervenciones para cambiar el aspecto del pecho como la reducción mamaria, las operaciones más demandadas son las que conllevan la implantación de prótesis, ya sea por un aumento o por una mastopexia o elevación mamaria. En este último caso, la intervención se lleva a cabo para realzar unas mamas que se han caído por diversos factores como la edad, embarazos, lactancias o adelgazamientos. En las intervenciones que requieren un implante es muy importante la seguridad y la calidad de las prótesis como se ha puesto de manifiesto a raíz de la polémica por los implantes PIP.

En este sentido el doctor Puig señala que, aunque no ha utilizado prótesis PIP en toda su carrera profesional, es "fundamental una revisión anual de las pacientes con implantes mamarios una vez han recibido el alta médica, es la única manera de tener controlado que todo marcha bien".

Asimismo, el médico recomienda que antes de tomar la decisión de pasar por el quirófano la paciente se informe "bien acerca de la titulación del especialista que vaya a intervenirla" y que huya "de centros en los que se realizan intervenciones a precios bajos que no reúnen condiciones sanitarias y de seguridad óptimas". Por ello es importante asegurarse que el responsable de la intervención sea un cirujano plástico, estético y reparador. Esta información se puede obtener llamando al Colegio de Médicos de cada ciudad o a la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Además, según el doctor Puig, las intervenciones deben realizarse en quirófanos dentro del ámbito hospitalario, formando parte de una unidad con registro sanitario.

Con una trayectoria profesional desde 1987, el doctor Julio Puig ha realizado su formación como médico especialista en la ciudad sanitaria de Bellvitge y actualmente es el director médico del Instituto Quirúrgico Barcelona (IQB).

Para más información:

Raquel Pérez. INSTITUTO QUIRÚRGICO BARCELONA.. Clínica del Pilar-Sant Jordi. c/ Balmes 271, cons 55. tf: 933680808. mv: 659340151. info@iqbcn.com. www.iqbcn.com.