OPen REUMA (Sociedad de otros profesionales en reumatología, antiguo grupo AEPROSER) con la colaboración de la Unidad de Investigación de la Sociedad Española de Reumatología (SER) desarrolla actualmente los criterios de derivación necesarios para que el reumatólogo pueda redirigir a los pacientes de una forma rápida, sistemática y eficiente hacia estos profesionales

MADRID, 12 (EUROPA PRESS).- Existen más de 250 enfermedades reumáticas, que en su conjunto afectan en España a aproximadamente diez millones de personas, un 22,6% de la población1. Las características propias de estas enfermedades, como la cronicidad, la incapacidad y el dolor asociados a la mayoría de ellas, hacen necesario que, en ocasiones, el paciente sea atendido no sólo por el reumatólogo sino además, y de manera conjunta, por otros profesionales como enfermeros, rehabilitadores, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, psicólogos, podólogos y nutricionistas. Sin embargo, la colaboración potencial entre estas disciplinas, que permitiría la mejoría de la enfermedad y calidad de vida de los pacientes, no se está desarrollando tan satisfactoriamente como sería deseable debido al desconocimiento tanto por parte de reumatólogos como de los pacientes del beneficio potencial que estos profesionales pueden aportar en distintos puntos del diagnóstico y el tratamiento, así como por la falta de unos criterios de derivación desde reumatología a cada una de estas especialidades.

Ante esta realidad, desde OPen REUMA, en colaboración con MSD, se ha puesto en marcha por primera vez en nuestro país un proyecto para desarrollar estos criterios de derivación y aumentar paralelamente el conocimiento sobre estas especialidades. "Son instrucciones básicas para identificar qué pacientes son subsidiarios de beneficiarse de la atención de otra especialidad y poder derivarlos cuando sea necesario de una forma rápida, sistemática y eficiente", declara el Dr. Víctor Martínez Taboada, médico adjunto de Reumatología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y coordinador del proyecto.

Para desarrollar los criterios de derivación, se han creado grupos constituidos cada uno de ellos por reumatólogos y expertos en cada especialidad con experiencia en el manejo de enfermedades reumáticas. Con las aportaciones de los grupos de expertos se redactarán los protocolos y criterios de derivación correspondientes a cada especialidad. "Además, se van a elaborar unos dossiers de cada una de estas disciplinas, en las que se detallarán las posibilidades terapéuticas de estos profesionales en la atención de los pacientes reumatológicos", explica el Dr. Martínez Taboada, quien añade que "estas especialidades han demostrado ya empíricamente sus beneficios en la atención de los pacientes reumáticos".

Múltiples beneficios para el paciente

Los beneficios que reporta a los pacientes reumáticos ser derivados a estos especialistas son múltiples. De entre todas ellas, el coordinador y reumatólogo, Dr. Martínez Taboada destaca "la mejora en la aceptación del diagnóstico, la adherencia al tratamiento, el autocuidado, así como la reducción de bajas laborales e incapacidad permanente".

Una de las especialidades más relevante en el manejo de los enfermos reumáticos es la enfermería. Los profesionales de la enfermería se encargan de la monitorización, por una parte, de la enfermedad, para saber si el paciente está respondiendo como debería a los fármacos y si está cumpliendo criterios de mejoría y, por otra, de los factores de comobilidad clásicos en estos enfermos como la dislipemia, hipertensión, obesidad. Asimismo, se responsabilizan de organizar programas estructurados de educación sanitaria para el paciente en los que se enfatiza la adquisición y mantenimiento de hábitos de vida saludable.

"El paciente tiene claro qué beneficio tiene ir al médico, pero no tiene claro qué beneficio tiene recibir atención de otros profesionales que forman parte del equipo multidisciplinar, como los enfermeros. Los que han tenido la suerte de recibir ese cuidado, sí lo valoran. Pero no existe una concienciación social de que la labor de estos profesionales afines a la reumatología es realmente necesaria", explica Jenny de la Torre, enfermera de la sección de reumatología del Hospital General Universitario de Alicante, y coordinadora del grupo de especialistas en Enfermería del Proyecto.

El automanejo de la enfermedad por parte del paciente es otra línea de actuación de los enfermeros. "Para eso el paciente necesita tener una educación clara, que nosotros tratamos de brindarles, sobre su proceso reumático: tener claro los fármacos que está tomando y por qué los tiene que tomar, cuándo los tiene que dejar, cómo los tiene que dejar y en qué circunstancias tiene que llamar a la enfermera", explica Jenny de la Torre.

El fin último es que el paciente sea lo más autónomo posible y maneje de una manera más efectiva su proceso reumático. "No con el objetivo de que dependa de la enfermera o el reumatólogo, sino que el paciente se implique activamente en sus cuidados, en su enfermedad, que aprenda a tomar decisiones acertadas relacionadas con el manejo de la misma y que sea posible su autosuficiencia. Todo esto redunda en que el paciente tenga una mejor calidad de vida", añade la coordinadora del grupo de Enfermería.

Paliar el desconocimiento

Los criterios de derivación resultantes del Proyecto puesto en marcha por OPen REUMA y MSD se darán a conocer a través de la web de la Sociedad Española de Reumatología (SER) y de MSD, además de ser difundidos mediante trípticos a todos los reumatólogos españoles.

De cara a los pacientes, y con el objetivo de aumentar su conocimiento sobre los diferentes profesionales sanitarios que pueden ayudarles a mejorar su enfermedad, se realizarán talleres informativos en asociaciones de pacientes, complementados con charlas sobre alguna de las patologías reumáticas más relevantes como la artritis reumatoide y la espondilitis anquilosante. Estos talleres tendrán lugar durante el próximo mes de octubre, coincidiendo con el mes de las enfermedades reumáticas y serán impartidos por expertos de cada especialidad. Además serán difundidos vía videoconferencia para llegar al máximo número posible de pacientes a nivel nacional.

EMISOR: Sociedad Española de Reumatología y MSD.