MADRID, 01 (EUROPA PRESS)

La farmacéutica suiza Roche ha informado este jueves que su test cobas para la mutación del EGFR, necesario para identificar a los pacientes con carcinoma pulmonar no microcítico, ha sido reconocido con la certificación europea CE, que confirma su disponibilidad comercial en Europa y otros países que reconocen esta marca.

Dicho test identifica a aquellos pacientes presentan este gen mutado para, en ese caso, poder beneficiarse del tratamiento con inhibidores de la actividad tirosincinasa del EGFR como erlotinib, que la misma compañía comercializa como 'Tarceva'.

En concreto, el 'cobas EGFR Mutation Test' detecta con rapidez 41 mutaciones en cuatro diferentes exones del gen del EGFR a partir de un único corte histológico del tumor del paciente.

Esta prueba proporciona análisis e informe automáticos, detección exacta y fiable de mutaciones con un alto grado de sensibilidad en comparación con la secuenciación de Sanger, el método más aplicado para la detección de mutaciones, y los resultados del test están disponibles en un plazo máximo de 8 horas.

Dentro de la cartera oncológica de Roche, este test es la tercera prueba diagnóstica que recibe el marcado CE, después del 'cobas BRAF Mutation Test' para el melanoma metastásico y el 'cobas KRAS Mutation Test', para el cáncer colorrectal avanzado.

"Nuestro nuevo test de EGFR ayudará a los médicos a establecer directamente el tratamiento adecuado para cada paciente", según ha destacado Daniel O'Day, director operativo de Roche Diagnostics.