Está indicado para niños muy pequeños y de mediana edad, aunque puede ser ingerido por adultos

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Ferring ha lanzado al mercado 'Bivos' y ha reivindicado el valor a los probióticos como prevención y tratamiento de la diarrea aguda. Este complemento alimenticio está basado en la cepa 'Lactobacillus Rhamnosus GG (LGG)'.

Los probióticos son el elemento que "mejora el equilibrio intestinal de la flora roto por la diarrea", explica la especialista en Gastroenterología Infantil del Hospital Nisa Pardo de Aravaca (Madrid), la doctora María Jesús Pascual Marcos. Por ello, son los indicados "para tratar el proceso vírico de la diarrea", indica.

Éstos deben ser ingeridos en cantidades suficientes y tener origen humano. Su composición está basada en microbacterias vivas que previenen la acción de las bacterias patógenas que producen la diarrea. Además, segregan antibióticos naturales que actúan contra estos organismos.

Su resultado es "la protección contra la enfermedad, la prevención y tratamiento de patologías gastrointestinales y la lucha contra infecciones como las provocadas por los rotavirus", señala Pascual Marcos. Por todo ello, los probióticos "juegan un papel muy importante. El mundo científico está pendiente de ellos", sostiene el director general de Ferring, el doctor Juan Carlos Aguilera.

Los microrganismos de los que está formado "deben ser capaces de sobrevivir a los procesos tecnológicos y a la acción de los ácidos del estómago", indica. Añadido a ello, "tienen que adherirse al epitelio intestinal y fomentar la actividad metabólica e inmunológica", suma Pascual Marcos.

Todo lo anterior, unido a su capacidad de reproducción, "permite el desplazamiento de las bacterias 'malas'". Así, este complemento nutricional dirigido fundamental al niño más pequeño y al de mediana edad le protege frente a una posible diarrea. Esto adquiere especial relevancia al conocer que en los países desarrollados los niños menores de cinco años "llegan a tener entre uno y tres episodios de este tipo", subraya Pascual Marcos.

3,3 MILLONES DE NIÑOS MUEREN EN EL MUNDO POR ESTA CAUSA

Además, la situación se recrudece en los países del tercer mundo, dónde las cifras se elevan hasta entre 6 y 12 procesos de esta envergadura, lo que "supone 3,3 millones de muertes en todo el mundo", asevera. Y es que la gastroenteritis aguda "es una de las principales causas de mortalidad en el planeta", incide.

Por otra parte, los antibióticos son uno de los orígenes de esta enfermedad, ya que "más del 20 por ciento de las personas que se tratan con ellos desarrollan una diarrea tratable", manifiesta el pediatra del hospital La Paz de Madrid y coordinador de pediatría de Atención Primaria, el doctor José García Sicilia. Según su criterio, las más de 1.000 bacterias que colonizan el colon "hacen que cada flora intestinal sea distinta", por lo que el mismo probiótico "no vale para cualquier síntoma".

Particularizando en la diarrea aguda, ésta afecta al intestino y al estómago y produce una pérdida excesiva de líquidos. A pesar de que "generalmente se quita sóla, en escasas ocasiones necesita de un tratamiento específico". Éste consiste en la compensación de sales y líquidos por vía oral o venosa para evitar la deshidratación.

Sus causas se encuentran en infecciones locales, como puede ser la otitis; o las propias del intestino. Además, una intoxicación alimentaria en personas mayores o el citado tratamiento antibiótico pueden ser otras de sus fuentes.

En cuanto a la cepa elegida para el probiótico de esta compañía farmacéutica, ésta ha sido el LGG "por ser el más estudiado y, por tanto, el que más evidencia científica alberga", destaca Aguilera. Además, "cumple las características de inocuidad y, por ello, de seguridad. Tiene mayor eficacia al principio de la enfermedad", añade.

Además, y aunque no está totalmente demostrado científicamente, ésta "podría tener un efecto preventivo frente a las alergias y el colesterol". Para ello, es necesaria la ingesta de 'Bivos' disuelto en líquidos o tomado sin aditivos.

De esta forma, el complemento alimenticio de Ferring ya está a la venta en farmacias por un precio de 99 céntimos la dosis diaria. "En cada sobre hay 6.000 millones de microbacterias que mejorarán nuestro organismo y la flora intestinal", concluye Aguilera.