MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La crisis económica ha provocado un aumento en las listas del paro y un empeoramiento de la situación económica de muchos ciudadanos. Por estos motivos han aumentado el número de consultas al psicólogo y, especialmente, las de las mujeres que representan el 80 por ciento de todas las visitas.

Y es que, la preocupación, la tristeza y la angustia son algunos de los síntomas que presentan las personas que deben enfrentarse a problemas derivados de una situación económica adversa y, el desempleo, la incertidumbre y la falta de recursos son aspectos que influyen negativamente en el bienestar psicológico de las personas.

Estos datos los han constatado el equipo de psicólogos responsables del programa de atención psicológica de Sanitas Responde. "Hemos detectado un aumento significativo de personas que presentan síntomas como abatimiento, tristeza, frustración o angustia, asociados a situaciones de desempleo, problemas económicos o laborales", explica la directora Médica del Servicio de Promoción de la Salud de Sanitas, Clara Esteban.

No obstante, muchos de los que deciden buscar ayuda profesional desconocen qué les está ocurriendo exactamente y, según ha advertido Esteban, el "peligro" para estas personas es que se dejen llevar por el desánimo general que existe en la sociedad y "no dan importancia" a los síntomas que presentan y que podrían resolverse con la ayuda adecuada.

Concretamente, la depresión es el trastorno que más afecta a los clientes que utilizan el servicio telefónico y 'online' de atención psicológica de Sanitas Responde --el 34 por ciento--. Además, por edades, apenas un 4 por ciento de las personas menores de 40 años sufre esta condición psicológica, mientras que casi el 65 por ciento de los clientes mayores de 60 años que hacen uso de este servicio presentan síntomas depresivos.

Entre las causas que los provocan se encuentra el deber que sienten estas personas de ayudar a los miembros de su familia que se encuentran en una situación económica difícil.

Asimismo, las noticias negativas acerca del contexto económico, entre otras causas, también generan estrés y ansiedad. En concreto, tres de cada 10 clientes, que deciden ponerse en manos de los profesionales de este servicio de atención psicológica de Sanitas Responde, manifiestan síntomas de una de estas dos patologías.

Por otra parte, esta investigación demuestra que el estrés afecta más a las mujeres que a los hombres --85,5 por ciento frente al 14,5 por ciento de los hombres--, y a los mayores de 60 años --36,3 por ciento-- que a los menores de 40 --14,5 por ciento--.

En este sentido, la experta ha subrayado la importancia de la salud emocional y ha recordado que para lograr el bienestar y equilibrio mental, emocional e incluso físico es "imprescindible" que la persona tenga una "actitud positiva" porque así podrá ver una situación de crisis como un cambio que puede dar lugar a nuevas oportunidades.