MADRID, 03 (EUROPA PRESS)

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) ha mostrado su satisfacción al Gobierno por haber cobrado de las comunidades la mayor parte de la deuda acumulada a fecha de 31 de diciembre de 2011, pero denuncia que las administraciones autonómicas están volviendo a acumular impagos en lo que va de año que ya ascienden a un total de 1.391 millones de euros.

Así lo ha asegurado esta entidad tras dar a conocer las facturas pendientes de cobro relativas a los primeros cinco meses del año, hasta el 31 de mayo, que no pueden considerarse deuda al encontrarse dentro del plazo legal de pago.

La comunidad más endeudada en este periodo es Andalucía, con 277 millones de euros, seguida de Madrid (234), Comunidad Valenciana (164), Cataluña (116, sin tener en cuenta las facturas de los centros dependientes directamente del Instituto Catalán de Salud), y Galicia (102).

A éstas le siguen Castilla-La Mancha (80 millones), Castilla y León (64), Aragón (59), Canarias (55), Murcia (50), Asturias (45), Extremadura y País Vasco (39), Baleares (25), Cantabria (23), La Rioja (10), Navarra (7) y Ceuta y Melilla (2).

No obstante, y dado que las empresas del sector ya han cobrado aproximadamente el 90 por ciento del total de la deuda anterior a 2011 y que la cantidad disponible para el Plan de Pago a Proveedores no se ha utilizado en su totalidad, Fenin propone su asignación para hacer frente a la deuda de 2012.

"Ahora más que nunca es necesario que las comunidades apliquen las medidas establecidas que garanticen el pago a proveedores según los plazos que establece la ley", explica esta entidad, que confía en evitar así "que la morosidad vuelva a convertirse en uno de los grandes problemas del Sistema Nacional de Salud (SNS).