MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) por Asturias, Gaspar Llamazares, pregunta al Gobierno si tiene intención de modificar normativas como la del alcohol, el tabaco o el juego para adaptarse a las peticiones de Sheldon Adelson para su instalar su proyecto Eurovegas en España, y también cuáles serán las exigencias que planteará en cuanto a la política de admisión de menores y ludópatas en el complejo de ocio.

En una pregunta escrita que recoge Europa Press, Llamazares alerta de la posibilidad de que el Ejecutivo acepte una "legislación de excepción" en materias como juego, tabaco o alcohol para Eurovegas, más allá de posibles cambios en la normativa urbanística, laboral o fiscal para atraer esta inversión.

Así, Llamazares pregunta al equipo de Mariano Rajoy cuál es su posición en relación a la exigencia de los promotores de Eurovegas para que puedan entrar menores y ludópata en los casinos, sobre la "práctica de potenciar la relación alcohol y juego con la gratuidad de las bebidas" y sobre la posibilidad de modificar la Ley del Tabaco para exceptuar ciertas zonas de los casinos su prohibición en locales cerrados.

PARAÍSO FISCAL

Hace unas semanas, el diputado ya había registrado otra batería de preguntas sobre este proyecto, alertando de que su puesta en marcha supondrá crear "un paraíso legal lúdico" por los cambios normativos exigidos por los inversores en materia de extranjería o laboral, unas modificaciones que a juicio del diputado no se pueden justificar con el argumento de creación de empleo.

Además, recordaba las advertencias de los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) sobre que este macrocentro de ocio se podría convertir en "un paraíso fiscal en el corazón de España, al generarse un régimen excepcional de tributación casi nula en los tres niveles de la administración tributaria" así como en "una zona franca para no liquidar el IVA ni otros muchos impuestos" y en un foco de "lavado de cantidades millonarias de dinero negro en los casinos" si se relaja la Ley de Blanqueo de Capitales para adaptarse a las exigencias de los inversores.

CUALQUIER COSA POR CREAR EMPLEO

Por su parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, afirmó el pasado 28 de marzo en el Pleno del Congreso, al ser preguntado por este proyecto, que las normas españolas son "claras" pero "revisables en un futuro", si es necesario, para atraer inversiones que creen puestos de trabajo.

Aun así, apostilló que en ningún caso se concederán "patentes de corso" y que en "las leyes de ningún ámbito, ni por supuesto las fiscales, cabe albergar discriminación alguna". Además, insistió en que "las normas tributarias son iguales para todos los sujetos pasivos, de acuerdo con sus diferencias en términos de capacidad económica".

"La intención del Gobierno es hacer de España un lugar atractivo para la inversión, y para ello necesitamos competir en el marco fiscal, financiero, hacer atractiva también la legislación laboral para crear empleo --que es el sentido de la reforma laboral--, en energía, transportes, comunicaciones o servicios financieros, para que los grandes inversores internacionales miren a España con fiabilidad y confianza, como se merece España", añadió.

En otra respuesta escrita sobre este asunto el Ejecutivo afirmaba que apoyará "todas aquellas inversiones extranjeras en España que, dentro del marco normativo vigente, contribuyan al crecimiento económico, la creación de empleo y el bienestar social".