MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Más de un tercio de los mayores de 75 años tiene diabetes --un 30,7 por ciento, los varones, y un 33,4 por ciento, las mujeres--, según datos del estudio Di@betes.es. Con el objetivo de abordar este problema, se ha presentado un documento de consenso que recoge, entre otras cuestiones, sus factores de riesgo y la evaluación clínica.

De este modo, el coordinador del Grupo Diabetes y Obesidad de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), el doctor Ricardo Gómez Huelgas, ha reconocido que el manejo de la diabetes en el anciano representa un "importante reto" tanto desde el punto de vista clínico como de salud pública.

"En primer lugar, por razones epidemiológicas, y en segundo lugar, porque existen pocas evidencias científicas que apoyen el abordaje más adecuado de la diabetes en los ancianos", ha precisado.

En este sentido, con el objetivo de facilitar a los profesionales sanitarios la toma de decisiones y mejorar la calidad de los cuidados de los pacientes ancianos con diabetes, las principales sociedades científicas involucradas en el manejo del paciente diabético anciano han elaborado el 'Documento de Consenso en el tratamiento del paciente anciano diabético'.

Así, el texto elaborado, entre otros, por la Sociedad Española de Medicina Interna o la Sociedad Española de Diabetes, establece protocolos comunes y criterios compartidos que permiten adecuar el abordaje del paciente anciano con diabetes atendiendo a sus peculiaridades así como plantear líneas de investigación comunes.

Además, el consenso, presentado en el XIX Congreso de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), impulsado por Novartis, recoge una relación de recomendaciones y conclusiones en el tratamiento de la diabetes tipo 2 en el paciente anciano que contemplan las particularidades, la evaluación clínica, el abordaje de las principales complicaciones, los factores de riesgo cardiovascular así como las modificaciones en el estilo de vida.

En general, los expertos reunidos en el encuentro, celebrado en Santander, han resaltado la importancia de realizar una valoración integral y un abordaje individualizado centrado principalmente en objetivos de calidad de vida.

"El abordaje del paciente anciano con diabetes debe ser multifactorial, integral, atendiendo a todos los factores de riesgo asociados y a las limitaciones funcionales del anciano", ha señalado el presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) Castilla-La Mancha, el doctor Carlos Miranda.

El documento también hace referencia al tratamiento de los factores de riesgo cardiovascular, como el hecho de fumar o de ser hipertenso --el 86,8 por ciento de los hombres y el 90,9 por ciento de las mujeres mayores de 75 años con diabetes lo son--.

Además, recoge consejos como que el anciano con diabetes no siga dietas muy hipocalóricas, pues incrementan el riesgo de desnutrición y de hipoglucemias. También subraya la importancia de practicar ejercicio físico. "No debemos subestimar la importancia que el ejercicio físico, tanto aeróbico como de resistencia, tiene para la preservación de la funcionalidad en el anciano", ha concluido Huelgas.