MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El Hospital Clínico San Carlos ha completado la reapertura de su Unidad de Diálisis sometida a una completa reforma que ha supuesto también la ampliación de las salas donde se administran los tratamientos a los pacientes con patología renal que lo precisan, según ha informado el centro.

También se ha renovado el aparataje y los monitores de diálisis. De este modo, todos los pacientes desplazados a otros centros de la Comunidad de Madrid para sus tratamientos de diálisis y cuidados asistenciales ya están siendo tratados nuevamente en el Hospital Clínico.

Las nuevas salas de esta Unidad están claramente diferenciadas e independientes. Así, hay una sala de agudos dedicada a los enfermos hospitalizados y otra sala de crónicos donde reciben tratamiento los pacientes ambulantes.

Con esta apertura, el servicio de Nefrología, que dirige el doctor Alberto Barrientos, completa la profunda transformación que ha sufrido y que lo convierte en un servicio moderno, que además de las habitaciones individuales y dobles cuenta con otras especiales para los pacientes recién trasplantados, que incorporan un sistema de aislamiento protector y una doble puerta con control de acceso, con el objeto de proteger al paciente de posibles infecciones externas.

En cuanto a los espacios destinados a hemodiálisis, esta Unidad dispone de seis salas independientes y 21 puestos de diálisis. De estas salas, cuatro de ellas están destinadas a la realización de diálisis a enfermos que por sus características precisan estar aislados.

Para los pacientes crónicos, es decir aquellos que precisan tratamiento continuado y ambulatorio, diariamente o tres veces por semana, la técnica se realiza en las salas de la planta baja Norte, dotadas de amplios espacios con aparataje moderno.

Por su parte, el tratamiento de hemodiálisis de pacientes hospitalizados o agudos se realiza en las salas de la planta 8ª Norte, abiertas las 24 horas del día, y donde también se prepara a los pacientes que van a recibir un trasplante renal. Cuenta, asimismo, con una sala de espera para que éstos últimos permanezcan junto a sus familiares hasta el momento de ser intervenidos.

ACTIVIDAD DE TRASPLANTES

El servicio de Nefrología del Clínico San Carlos realiza al año en torno a 12.500 consultas y hace un exhaustivo seguimiento de los pacientes trasplantados de riñón. El año pasado realizó un total de 80 trasplantes de riñón, siendo uno de los centros de España que más trasplantes de este órgano lleva a cabo.

En cuanto a los tratamientos de diálisis, anualmente se vienen realizando unas 10.000 sesiones, a lo que hay que sumar los tratamientos de diálisis peritoneal continua ambulatoria, manual y automatizada, cuyo programa cuenta con una media de 30 pacientes en seguimiento.

La reforma y ampliación de la Unidad de Diálisis ha sido la última fase de las obras de la Fase II del Plan Director que ha supuesto la reforma de toda la zona de Hospitalización del Ala Norte, en torno a 32.000 metros cuadrados de superficie distribuidos en ocho plantas de hospitalización de pacientes con un total de 291 habitaciones convencionales -160 dobles y 131 individuales- así como 20 camas ubicadas en áreas especiales para ingreso de enfermos con patologías agudas que requieren un seguimiento especial por parte de los profesionales sanitarios.

Con esta reforma se han igualado las condiciones de hospitalización para todo el centro, transformándose las antiguas habitaciones de seis y cuatro camas, en habitaciones modernas y confortables con baño incorporado y climatizador propio.