MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La Clínica La Luz ha colaborado en el torneo de golf benéfico que organiza la Asociación Española de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ADELA) con el fin de recaudar fondos para financiar tratamientos y mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren esta patología degenerativa.

Esta enfermedad, también conocida como enfermedad de 'Lou Gehrig', es una patología neurológica progresiva que ataca a las neuronas motoras que son las encargadas de controlar los músculos voluntarios que se degeneran o mueren como consecuencia, en algunos casos, de mutaciones en el gen que codifica el enzima SOD-1. A su vez, al no poder funcionar, los músculos se debilitan, se atrofian gradualmente y se acaban contrayendo.

Finalmente, cuando fallan los músculos del diafragma y de la pared torácica, los pacientes pierden la capacidad de respirar sin un ventilador o respirador artificial. Sin embargo, alrededor del 10 por ciento de los pacientes con ELA sobreviven 10 años o más tras la aparición de la enfermedad.

Asimismo, esta patología, cuyo paciente más conocido es el físico Stephen Hawking, suele aparecer entre los 40 y los 60 años, aunque cada vez hay pacientes más jóvenes. La mayoría de los afectados no suelen tener antecedentes familiares conocidos, aunque se estima que entre el 5 por ciento y el 10 por ciento de los casos son heredados. En cuanto a la incidencia de la enfermedad, permanece constante entre 1 y 2 casos nuevos por cada 100.000 habitantes y año, mientras que la prevalencia descrita en España es de 3,5.

Respecto a la entrega de premios del torneo de golf, la presidenta de la asociación, Adriana Guevara, agradeció a todos los patrocinadores su apoyo para que, año tras año, se pueda seguir celebrando esta iniciativa benéfica. Por su parte, la periodista Marta Barroso, que ejerció de presentadora, describió la ELA como "la enfermedad más cruel" y destacó la necesidad de ayuda que tiene este colectivo de pacientes.

Por último, el director gerente del Centro Nacional de Golf Emma Villacieros, lugar donde fue la entrega de trofeos, Joaquín Martínez Hernández, entregó a uno de los vencedores, Víctor Lafón, uno de los premios de la competición, un juego de palos de golf antiguo datado en 1900.