SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS)

Especialistas del Instituto Hispalense de Pediatría (IHP) han presentado este viernes en Sevilla un programa de realidad virtual, denominado 'Aula', "que mejora el diagnóstico y el seguimiento de los pacientes con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)", según ha expuesto el neurólogo infantil del IHP, Miguel Rufo.

Rufo ha recordado que el TDAH es uno de los trastornos neuroconductuales más comunes de la niñez, que se manifiesta con faltas de atención, hiperactividad e impulsividad, y que en Andalucía, afecta a más de 120.000 niños, cuyo diagnóstico es eminentemente clínico.

"No existen estudios de laboratorio que sirvan para apoyar este diagnóstico en la práctica clínica, es por ello que muchas veces adolece de cierta subjetividad", ha ahondado al respecto. Con el fin de dotar al médico de una medida objetiva de los principales síntomas del trastorno, el 'Grupo Nesplora technology and behavior' ha desarrollado una herramienta que presenta grandes innovaciones en la medición del TDAH y que el IHP ya tiene disponible en sus consultas.

"'Aula' es un test de realidad virtual que mide en menos de 20 minutos la atención, impulsividad, velocidad de procesamiento, tendencia a la distracción y actividad motora de una forma totalmente innovadora y ecológica, simulando una clase escolar viva y orgánica", ha proseguido este especialista.

El programa se realiza en un entorno de realidad virtual, mostrado a través de unas gafas especiales dotadas de sensores de movimiento y auriculares. El escenario virtual que se presenta a través de las gafas especiales es semejante a una clase de colegio o instituto, y la perspectiva se sitúa en uno de los pupitres, mirando hacia la pizarra.

Los movimientos de la cabeza del niño son capturados por las gafas y el software actualiza la perspectiva en consecuencia, dando al sujeto la sensación real de encontrarse en la clase.

Durante el examen, según explica el doctor Rufo, se somete a los niños a cinco ejercicios, cuya eficacia ha sido probada en colaboración con profesionales (entre los que se encuentra el neurólogo del IHP), colegios, asociaciones y más de 1.500 niños y supone un salto de calidad respecto a las herramientas que teníamos anteriormente".