MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, la diputada y vocal de IU en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, Caridad García, y el portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), Marciano Sánchez, han tachado este lunes de "dramático, desalmado, absurdo e injusto" el Real Decreto en materia de Sanidad aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy.

A juicio de Jiménez, este texto acaba con el modelo sanitario universal y gratuito y vuelve al sistema que imperaba hace más de 30 años. Además, ha avisado de que con el Decreto se ha creado una "enorme inseguridad e incertidumbre" entre la ciudadanía española debido a que es "contradictorio" en muchos aspectos y a que no garantiza la sostenibilidad del sistema.

En este sentido, la también exministra de Sanidad en la época de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha calificado de "mentiras" las declaraciones del actual Ejecutivo que asegura que "no hay sanidad porque están los extranjeros". Y es que, ha puntualizado, la regulación del turismo sanitario excluye a los extranjeros que son los que "menos" usan la Sanidad y su coste para los presupuestos de las comunidades autónomas representan sólo el "0,8 por ciento".

"Es dramático que se diga que se aprueba este Real Decreto para atender a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud porque supondrá un ahorro de 7.000 millones de euros. Eso no se lo cree ni ella --en alusión a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato--, porque es imposible", ha recalcado Jiménez.

Dicho esto, la dirigente socialista ha remarcado la "enorme injusticia social" que supone el copago farmacéutico a los pensionistas --deberán pagar un 10 por ciento del precio de los medicamentos-- y ha recordado que "no se ha aclarado" la manera en la que les van a devolver el dinero" ya que, según la normativa, en el caso en el que el pensionista pague más de lo que debe se le devolverá en un plazo de seis meses la cantidad correspondiente.

"Este Decreto tiene un efecto muy negativo entre toda la sociedad y con él se está acabando con el prestigio y la calidad del Sistema Nacional de Salud", ha comentado, para recordar que actualmente la Sanidad se ha convertido en la cuarta preocupación de los españoles, cuando siempre ha sido un "sistema público apreciado" tanto dentro como fuera de España.

EXCLUYE A LOS "MÁS DÉBILES"

Por su parte, la diputada de IU ha asegurado que el Real Decreto es "desalmado" debido a que excluye a las personas "más débiles" y con "menos recursos" de la sociedad y ha lamentado que se hayan eliminado "de un plumazo" los derechos sanitarios.

Por ello, García ha destacado cómo el Gobierno de Rajoy está consiguiendo que el sistema sanitario se esté "desangrando" y ha criticado que se esté intentando cambiar un modelo sanitario universal por un modelo de "aseguramiento".

"Se habla de educar a los ciudadanos pero nunca se les da la voz para que opinen y participen de las decisiones. El Ejecutivo ha hecho una contrarreforma y al final el sistema de sanidad privado será el que gestione la Sanidad en España", ha manifestado la diputada de IU.

Estas mismas opiniones han sido corroboradas por el portavoz de la FADSP, quien ha insistido en que con el nuevo Decreto se van a aumentar las desigualdades ya que no se van a atender a los inmigrantes. Además, ha recalcado, este hecho va a suponer "graves problemas" de salud pública y hará que se aumenten los "costes" y no "disminuyan" como dice el Gobierno.

En este sentido, ha avisado de que las personas a las que va a excluir el sistema son, principalmente, a las mujeres de más de 65 años, a aquellos enfermos que viven en zonas rurales, a los que tienen una enfermedad crónica y a los discapacitados puesto que, entre otras cosas, les van a "quitar" el transporte gratuito, las dietas y las ortoprótesis.

"Más de seis millones tendrán problemas serios de acceder a la atención sanitaria", ha pronosticado el portavoz de la FADSP, para denunciar que con el Decreto se favorecen los "negocios sanitarios de las personas que tienen mucho dinero a costa de los derechos del resto".