MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Sólo el 7 por ciento de los restaurantes españoles ofrece menús para las personas alérgicas o intolerantes a algún alimento o componente como, por ejemplo, la lactosa. Estos datos se han obtenido a través de una encuesta realizada por Eroski Consumer a 1.666 establecimientos hosteleros ubicados en Andalucía, Islas Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Comunidad de Madrid, Navarra y País Vasco.

La encuesta señala que de todos ellos sólo 117 restaurantes tienen comidas especiales para este tipo de personas y que el 97 por ciento están dirigidos a celiacos. Por su parte, uno de cada cuatro incluye en su oferta platos para intolerantes a la lactosa y uno de cada cinco para alérgicos, generalmente al huevo y al marisco.

Este hecho puede suponer un problema para este tipo de personas que representan entre el 1 y el 2 por ciento de la población adulta. En concreto, se estima que el 1 por ciento de los españoles son celiacos y que el 15 por ciento, aproximadamente, son intolerantes a la lactosa.

Por ello, Eroski Consumer ha realizado esta investigación para ver cuántos restaurantes tienen incluidos en sus cartas alimentos para los alérgicos, celiacos o los que no toleran la lactosa. En este sentido, el estudio demuestra que en el 86 por ciento de los casos estos menús alternativos se ofrecen todos los días.

Sin embargo, el 9 por ciento exige que se soliciten por encargo y por adelantado. En este sentido, siete de los diez casos estudiados --Castilla-La Mancha es en la región en la que más restaurantes piden esta reserva-- exigían que se solicitaran estos menús con un día de antelación. No obstante, en un restaurante en Andalucía se exigían dos días y en uno de Galicia más de una semana. El restante ni siquiera sabía con cuántos días de antelación.

PRECIO MEDIO DE UNOS 17 EUROS

En cuanto a los precios, el 62 por ciento de los restaurantes encuestados tienen un precio medio de carta de entre 20 y 40 euros para el público en general y de unos 17 euros para un alérgico o intolerante a un alimento o componente. En este sentido, la comunidad más onerosa fue Castilla-La Mancha con menús especiales de 21 euros de media, un 51 por ciento más caros que los de Cataluña, con un coste medio de 14 euros.

Por el contrario, si el precio medio de la carta es menor a 20 euros, las personas que padecen algún tipo de problema alimenticio deben pagar 12 euros de media, aunque en los restaurantes con un precio de unos 40 euros de media, el coste de la carta para los celiacos, alérgicos o intolerantes a la lactosa es de unos 32 euros.

En este sentido, el 92 por ciento de los 117 restaurantes que aseguran tener menús especiales para alérgicos o intolerantes señalan que estos precios son los mismos que los de los menús destinados al resto de la población. Únicamente en dos restaurantes en Andalucía, otros dos en Castilla-La Mancha, en Cataluña y en Galicia, el responsable entrevistado reveló que son más caros.