SANTANDER, 3 (EUROPA PRESS)

La neuróloga Teresa Gómez Isla ha considerado este martes en Santander un error "tremendo" que en España se cierren laboratorios por falta de financiación y por recortes en investigación, porque en este campo los resultados no ocurren "de forma inmediata".

"Esto no es un 'sprint', sino una carrera de fondo, y tenemos que tenerlo muy claro", subrayó.

"Me preocupa mucho que en España se esté recortando en investigación", insistió la profesora del departamento de Neurología del Hospital General de Massachusetts, quien recordó que si se detiene un proyecto de investigación que lleve años trabajando, "no se podrá retomar en el punto en el que se dejó".

Gómez Isla hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo del curso magistral que dirige esta semana 'Desafiando a la enfermedad del Alzheimer en el siglo XXI', patrocinado por Santander Universidades, donde recomendó a los jóvenes investigadores que tengan problemas para encontrar trabajo en España que "no se paren" y que si tienen que irse del país lo hagan, pero que luego "intenten volver".

"Yo me he ido por elección, y me preocupo porque los médicos se formen allí y vuelvan a nuestro país", reconoció Gómez Isla, quien explicó que una de los aspectos más gratificantes de su carrera en Estados Unidos es que los médicos investigan mientras que, en España, "no existe esa tradición".

En este sentido, hizo hincapié en que en España los médicos están en la consulta y atienden a los pacientes y, en muchas ocasiones, se plantean cuestiones "muy relevantes" desde el punto de vista científico pero "no disponen de la formación para responderlas con técnicas de laboratorio", mientras que, un investigador básico está "excesivamente separado" de la realidad del enfermo.

Por ello, Gómez Isla recomendó acercar la investigación y la medicina, porque, aunque en algunos hospitales ya se empieza a apostar por esta metodología, "aún queda un camino bien largo por recorrer".

Otra de las diferencias que comentó respecto a Estados Unidos es que en España "somos demasiado paternalistas" y en ocasiones se oculta información a los pacientes, mientras que allí "se impone el diagnóstico".

"Yo me quedo en la parte media", afirmó la neuróloga, quien consideró que los enfermos "tienen derecho a que les demos toda la información", igual que las familias, porque cuanto más se comunica uno con el paciente y los cuidadores, "mejor preparado está su entorno para ir adaptándose a los cambios".

La neuróloga, que ha tratado el Alzheimer, entre otros, del expresidente catalán Pasqual Maragall, explicó que aún no disponen de un marcador que sea capaz de predecir si una persona va a sufrir o no la enfermedad.

"Todavía no podemos saber con certeza si un individuo padecerá Alzheimer en un futuro", lamentó Gómez Isla, quien explicó que precisamente ese es el principal objetivo en la investigación de la enfermedad.