MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Una dieta adecuada puede reducir e incluso eliminar un problema de celulitis, evitando su reaparición. Así lo afirma el doctor Carlos San Martín, responsable de la Unidad de Medicina Estética de Clínica Londres, quien asegura que, aunque la genética es clave en su aparición, una buena alimentación ayuda a controlarla.

"La celulitis se puede reducir con una dieta adecuada, rica en proteínas y baja en hidratos de carbono, que aumente el consumo de grasas y así la lipólisis (proceso metabólico que convierte los lípidos en ácidos grasos y glicerol), reduciendo la piel de naranja", ha explicado a Europa Press este especialista.

Según el doctor San Martín, existen tres clases de celulitis. Una de ellas es la celulitis dura, que aparece con más frecuencia en mujeres jóvenes, sobre todo en muslos y glúteos. "Este tipo es el más fácil de tratar", asevera el experto.

Otra clase de celulitis es la blanda, más frecuente en mujeres mayores de 35 años o con obesidad. Se trata de un problema más difícil de combatir y suele aparecer, además de en glúteos y piernas, por el abdomen, los brazos y la espalda.

El tercer tipo es la celulitis edematosa, menos frecuente pero más grave que el resto, ya que puede causar dolor. Además de la piel de naranja, las zonas afectadas presentan también hinchazón, sobre todo por problemas de retención de líquidos.

"En este caso, además de una dieta adecuada, la paciente debe ingerir más agua para que su riñón funcione más rápido y elimine el exceso de líquido", explica.

Según este experto, los casos de celulitis más difíciles de resolver son aquellos de celulitis edematosa y los que van acompañados de flacidez, un efecto que suele aparecer en mujeres que realizan dietas para perder peso rápido o que tienen una alimentación vegetariana estricta, sin huevos, leche y pescado.

"La celulitis viene muchas veces acompañada de flacidez, porque se consumen pocos hidratos de carbono. Este problema se resuelve con una buena dieta, con el aporte adecuado de proteínas, que eleve los niveles de colágeno y reduzca la flacidez, y una reducción de las grasas que provocan la celulitis", expone.

Acompañar una buena dieta con un tratamiento corporal contra la flacidez y la celulitis agiliza y afianza los resultados. De hecho, según dice, más del 70 por ciento de las consultas estéticas que ser realizan durante el verano en su clínica tienen como objetivo adelgazar y eliminar la celulitis.

En este sentido, Clínica Londres ofrece dietas proteicas controladas por especialistas que pueden ayudar a los pacientes a perder, de forma controlada, cinco kilos en un mes ó 10 kilos en dos meses. Además, dentro de este servicio, se ofrecen pautas nutricionales personalizadas que permiten mantener el peso logrado.

"La dieta Dunkan no es una mala dieta, pero el control médico de quien la realiza es mínimo y sólo proporciona una pauta a seguir durante 15 días. Además, el problema que tiene es que reduce el consumo de verduras, lo que genera estreñimiento", señala.

"Con nuestra dieta proteica, al componerse de preparados con las dosis adecuadas de cada alimento, no se tienen que reducir las verduras, por lo que no aparecen problemas de estreñimiento o se controlan bien. Además, gracias a estos preparados, es difícil perder masa muscular, cosa que sí ocurre con la Dunkan", añade.

Sobre los tratamientos corporales, Clínica Londres ofrece opciones personalizadas que, acompañados con dieta, optimizan los resultados.

"Para un problema de flacidez podemos recomendar mesoterapia y radioterapia, junto con dieta; para un sobrepeso leve, cavitación y mesoterapia. Para una persona con peso normal y celulitis dura, lo adecuado es una dieta y mesoterapia", apunta.

"En un periodo de 5 a 10 semanas y por precios que van desde los 600 hasta los 1.500, una paciente puede estar lista para el verano", concluye.