Los resultados de este trabajo de investigación reafirman la famosa frase del exentrenador y exjugador del Real Madrid, Jorge Valdano, de que "el fútbol es un estado de ánimo"

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Ver fútbol disminuye la percepción del dolor y la sensación de malestar en pacientes con cáncer en estado avanzado, según un estudio de investigadores del Centro de Cuidados Laguna de Madrid, el Hospital Sant Jaume i Santa Magdalena de Mataró (Barcelona) y la Universidad de Gerona.

Este trabajo, impulsado por el área de Integración Social de la Obra Social 'La Caixa', cifra en "casi un nueve por ciento menos el sufrimiento del dolor en los pacientes que visionan un partido de fútbol", explica el psicólogo del hospital catalán, el doctor Jordi Royo. Además, el malestar "desciende en un 5 por ciento si el enfermo de cáncer ve un partido de su equipo", indica.

Estos resultados proceden del estudio 'El impacto del fútbol en la mejora de los síntomas físicos y emocionales en enfermos de cáncer en cuidados paliativos', que fue realizado en el mes de abril del año pasado durante los cuatro partidos casi consecutivos que jugaron el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid. Durante los mismos, se evidenció que "síntomas como las naúseas y sensaciones como la irritabilidad disminuyeron en los pacientes", explica la psicóloga del Centro de Cuidados Laguna de Madrid, la doctora Esther Martín.

Para la elaboración de la investigación, se seleccionaron dos grupos de pacientes: uno experimental, en el que se ubicaron enfermos de cáncer aficionados al deporte rey y que verían los partidos; y otro de control, en el que los pacientes sin interés por el fútbol realizarían cualquier otra actividad durante los 90 minutos de juego. Los resultados arrojados ofrecieron "un porcentaje elevado" de enfermos que mejoraron sus síntomas", sostiene la galena.

Además, se ha presentado un análisis cualitativo obtenido a través de entrevistas a enfermos. De ellas se extrae que los pacientes oncológicos en una fase avanzada de la enfermedad "consiguen distraerse y no focalizar su atención en su enfermedad", señala Martín. Según su criterio, éstos "se enfrentan a constantes cambios que suponen pérdidas y les dificultan encontrar fuentes de satisfacción", por lo que el fútbol "hace que se mejore la depresión y su concepción del sentido de la vida", añade el director del área de Integración Social de la Obra Social 'La Caixa', Marc Simón.

En este sentido, Royo afirma que esta actividad "fomenta el contacto directo con familiares y amigos", algo clave en estos pacientes, ya que, "en ocasiones, el enfermo se siente sólo". Añadido a ello, y a pesar de que no queda evidenciado en el estudio, el especialista indica que en las entrevistas el paciente muestra su ilusión previa al partido y, tras éste, rememora las jugadas y expresa sus sensaciones, por lo que "hay un cambio posterior", mantiene.

LOS RESULTADOS SON POSITIVOS AUNQUE PIERDA EL EQUIPO DEL ENFERMO

Por otro lado, manifiesta que, gane o pierda el equipo al que es aficionado el enfermo, el enfermo "coge un respiro", ya que al estar triste por la derrota de su equipo no lo está por su patología. Debido a ello, sus sensaciones siguen siendo mejores que las del grupo de control, el cual "no experimenta ningún cambio", apostilla Martín.

Otro de los efectos positivos que se observaron durante el visionado de los partidos entre el Barcelona y el Madrid fue un aumento del 13 por ciento en el nerviosismo. "Hay que entenderlo como algo positivo porque el estar centrados en el encuentro les saca del contexto de su enfermedad", argumenta la psicóloga.

En cuanto a la elección del deporte del fútbol como tabla para medir la mejora de los pacientes con cáncer, Royo la aduce al hecho de que, según sus datos, el 66 por ciento de la población española siente simpatía por algún equipo. Para él, es una medida no farmacológica que tiene una gran eficiencia. "No hay un medicamento que tenga estos resultados", sentencia.

Sin embargo, "cualquier evento deportivo puede tener estos efectos", algo que refuerza Martín al afirmar haber pospuesto una sesión para que un paciente pudiera ver la final de Roland Garros de este fin de semana. Además, otras actividades no deportivas son también empleadas para conseguir que el paciente este distraído y se 'olvide' de su dolor, como es el caso del cinefórum.

Por último, el doctor Royo ha asegurado a Europa Press que, ante los resultados positivos del estudio, queda en manos "de los gerentes y directores de hospitales" el adquirir en los centros más canales de televisión con oferta deportiva. Para él, el deporte "es un gran generador de motivación, expectativas y desconexión" y es que, como dijo el exfutbolista Jorge Valdano, "el fútbol es un estado de ánimo"